Atlético Coruña

Mariño: “Llegamos con mucha ambición al tramo final de la temporada”

El entrenador del Atlético Coruña, Pepe Mariño, está cada vez más cerca del objetivo del ascenso a Preferente Autonómica. Su equipo sacó adelante uno de los partidos más complicados del tramo final de la temporada imponiéndose (3-1) al Victoria, tercer clasificado. A falta de seis jornadas para el final, el Atlético Coruña tiene una ventaja de 6 puntos sobre el segundo clasificado y de 13 sobre el Victoria.

¿Ha sido justo el resultado?
El resultado ha sido totalmente justo por méritos de unos y de otros y refleja lo que ha sido el partido. El Victoria, que tiene fútbol, sobre todo por dentro, se pone por delante en una buena acción. Abre el marcador en la única acción determinante por su parte en el primer tiempo. La primera parte fue de mejor fútbol y la segunda de más presión alta. Nuestros goles llegan a través de robos cercanos a su área. Con el 2-1 hubo unos 10-15 minutos de juego directo del Victoria sobre Edu buscando caídas y segundas jugadas, pero fuimos solventes y el resultado ha sido justo.

¿Se ha desarrollado el partido como esperabas?
Intuía que el Victoria nos iba a orientar la presión hacia las bandas para tratar de robarnos fuera. El guion estaba preestablecido, pero siempre lo cambia una acción puntual en la que te pongas en ventaja o desventaja. A partir del 0-1, la lectura de partido tuvo que ser distinta asumiendo más riesgos, pero cada equipo defendió su estilo. El Victoria buscó que nos equivocásemos en la salida de balón. Lo leímos bien y lo superamos con buenas transiciones. Generamos muchas situaciones de peligro incluso antes del descanso con un palo y con un posible penalti.

¿Cómo consiguió reaccionar el equipo en la segunda parte?
En el segundo tiempo nuestra variante no es táctica, si no mental. Teníamos algún jugador con fiebre y otros con pocos entrenamientos durante la semana, pero no cedimos en la presión alta y de algunos robos en avanzado llegaron las situaciones de gol para remontar el partido. Con 2-1 en contra, todos los rivales tienen diez minutos de querer estar en el partido y el Victoria jugó todo en largo sobre Edu. Fuimos solventes y sentenciamos el partido a la contra. El 3-1 es un resultado muy positivo que mantiene la línea de regularidad que hemos marcado durante toda la temporada. Probablemente dejamos muy tocado a un rival que esperaba estar más cerca de nosotros.

¿Qué conclusiones sacas de tu equipo?
La madurez mental. Es un equipo que asume muchísimo con el balón. Asume riesgos y tiene personalidad en el juego combinado, tiene una buena lectura para poder alternarlo y de hacer daño al rival en el espacio a su espalda. Además, concedemos muy poquito. Tenemos muchos futbolistas de oficio y eso nos ha llevado a estar en una posición de ventaja respecto a nuestros rivales directos.

“Mi equipo asume riesgos, tiene personalidad y destaca por la madurez mental”

¿Y del rival?
Me gusta el Victoria. Es un equipo que tiene muy buen once, buenas individualidades. Puede manejar el fútbol combinado y, si le dejas correr, tiene futbolistas verticales y con buena definición. La percepción que tengo a un partido es que los vi cansados. No fueron capaces de soportar el ritmo que imprimimos nosotros al partido. En el momento en que tomaron ventaja, intentaron enfriar el partido. Tienen un buen once pero quizá no tienen fondo de armario.

¿Cómo se presentan las últimas seis jornadas para el Atlético Coruña?
Las ligas se ganan o se pierden en base a la regularidad. Es fundamental no dejarse puntos contra rivales a los que estás obligado a ganar, pero cualquier equipo puede quitar puntos. En cuanto al calendario restante, al ser partidos de un nivel parejo en cuanto al nivel de los equipos, los rivales también expondrán y eso nos vendrá muy bien. Vemos la temporada cuesta abajo sabiendo que cualquiera de los rivales que nos quedan darán su mejor versión cuando se enfrenten a nosotros. Somos la referencia para el resto.

“Los rivales que nos quedan darán su mejor versión contra nosotros. Somos la referencia para el resto”

El rival más inmediato es el Olímpico en Vilaboa.
Después de nuestro partido contra el Victoria, vi el Orillamar-Olímpico y estoy seguro de que no va a ser parecido. Fue un partido sin mucha trascendencia y contra nosotros serán más competitivos, pero es lógico. Cualquier equipo que se enfrenta al líder da su mejor versión.

¿En qué momento de forma llega la plantilla al tramo final de la temporada?
La plantilla llega muy bien y con mucha ambición. En el partido contra el Victoria, Róber jugó con 38 fiebre, Hugo Filgueiras sin ningún entrenamiento por cuestiones de prácticas de estudios, Charli con poco entrenamiento por cuestiones laborales… Pero el equipo solo tiene a un futbolista en proceso de recuperación de una lesión. En la última jornada dejé a cuatro futbolistas fuera de la lista que están en perfecto estado para competir. La plantilla llega en un momento óptimo, con el equipo muy entero y con muchas alternativas y recursos. Me da exactamente igual el jugador que falte. Hay jugadores que están dos o tres partidos en la grada y que ni siquiera pasan por el banquillo para ser titulares. Eso habla muy bien de cómo está actualmente el equipo.

¿Cómo se consigue ganar diez partidos en las últimas once jornadas?
Fundamentalmente por la pasión por el juego. Lo que más percibo es la responsabilidad y preocupación que tienen los jugadores para anticiparse ante cualquier imprevisto y darte, por ejemplo, su cuadrante laboral y decirte abiertamente: “mañana no pudo ir a entrenar por este motivo”. La implicación del grupo es total. Lo viven desde dentro y es impresionante el respeto que se tienen unos a otros. Asumen con mucho respeto que aquel esté hoy dentro y mañana en la grada y viceversa. No hay individualidades que sobresalgan por encima del grupo y todos saben que son muy parejos.

“¿Cómo se ganan diez partidos de los últimos once? Con pasión por el juego”

Desde el punto de vista de entrenador, ¿te sorprende el rendimiento de tu equipo?
No porque ya percibía en pretemporada que podía pasar esto. Aquí hay jugadores que la temporada pasada estaban en Preferente y otros que han estado años en Tercera y el comentario general en el mes de agosto era que la intensidad semanal, el número de partidos de pretemporada y el de sesiones estaba por encima de lo que ellos estaban habituados a hacer en sus anteriores equipos. No es una crítica a otros porque cada uno entiende el fútbol desde su punto de vista, pero aquí la gente ve que los entrenamientos son cortos y de mucha intensidad y asimilan que el trabajo que se hace les llega para asumir lo que se les presenta en la competición.

Entonces, ¿en el equipo no hay jugadores intocables?
Lo que no me quita el sueño en absoluto es que falte tal o cual pieza para un partido. El que no está dentro de una convocatoria en este equipo, está listo para jugar la semana siguiente. Con respecto a esto, otro de los comentarios que hacen los jugadores en el vestuario es “parece que llevamos muchos años jugando juntos”.

“Lo que no me quita el sueño es que falte tal o cual pieza para un partido”

¿Juega el Atlético Coruña como tenía previsto Pepe Mariño a principio de temporada?
En función de factores como resultados de un partido en concreto ha habido pequeñas variantes pero la esencia no se ha perdido: querer ser protagonistas con el balón. En un momento de dificultad, sabíamos que tendríamos que adaptarnos a campos estrechos o embarrados. Las variantes que se han aplicado han sido buscando la coherencia. No es lo mismo jugar en el campo del Abellá que en el del Olímpico. No es lo mismo Grela 1 que Elviña por el estado del tapete. Lo que he tratado de exprimir han sido las cualidades de cada jugador.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *