Atlético Coruña

Web oficial del Atlético Coruña Montañeros C.F.

Mariño: “El ascenso a Preferente era algo deseado por el club que le da un salto de calidad”

Es uno de los grandes nombres propios del Atlético Coruña esta temporada. Ha sido el entrenador del ascenso del primer equipo a Preferente Autonómica. Pepe Mariño ha sido el capitán de la nave que ha llevado al equipo a ganar la liga. Ha cumplido uno de los principales objetivos que se había marcado el club hace diez meses.

¿Fichaste por el Atlético Coruña con el objetivo de ascender a Preferente?
En este club nadie ha escondido que el proyecto era ambicioso y que la ilusión era conseguir el ascenso. Yo he asumido el resto. A partir de ahí, hay un trabajo oscuro que no se ve que es que deleguen en ti y que te den toda la confianza para formar una plantilla acorde a la exigencia y que luego se consigan los resultados.

¿Cómo ha afrontado tu equipo la presión de las últimas jornadas?
Presión no ha habido porque el grupo ha sido muy maduro. Sí había responsabilidad, es obvio, pero no ha habido extramotivación ni una presión excesiva.

¿Te esperabas un Carral que diese tanta guerra hasta el final?
Con el paso de las jornadas, se intuía que el grupo de los que íbamos a pelear por el ascenso se iba a quedar reducido a tres o cuatro equipos. Esta liga tiene una particularidad: no te puedes despistar, tienes que ganar semana a semana porque hay tres o cuatro equipos que lo hacen siempre y el Carral ha sido uno de ellos. Su temporada es para enmarcar. Probablemente y sin conocerlo desde dentro, el Carral, amparado en la seriedad, ha sabido explotar muy bien sus recursos. Es un equipo clásico de la categoría, pero en otras temporadas tenía jugadores que compaginaban la Primera Autonómica con los partidos de peñas, y eso desgasta. Este año me consta que el bloque ha sido mucho más serio en ese sentido. No me extrañaría nada que sea un equipo que juegue en Preferente la próxima temporada.

“Esta liga tiene una particularidad: no te puedes despistar, tienes que ganar semana a semana”

¿Qué fue lo primero que hiciste al pitar el árbitro el final del partido en Cedeira?
Me tomé el partido con mucha tranquilidad y una vez que acabó, la primera celebración fue con la gente que he tenido más cerca durante la temporada. Con Rogelio, que es una persona espectacular en todos los sentidos, siempre teniendo un punto de vista moderado. Y con Manolo, nos dimos un abrazo porque es una persona que lleva muchos años en el Atlético Coruña y que tiene un sentimiento muy arraigado al club. Después, la lógica celebración con los chavales.

¿Qué felicitación te ha hecho más ilusión?
Todo aquel que me conoce, sabe cómo soy y se alegra por lo que he conseguido ha sido especial, pero me sorprendió mucho la llamada de un excompañero con el que compartí vestuario en el Almería en la temporada 1996/97 y le había perdido la pista. Creo que me localizó de casualidad por medio de un tercero. Se llama Javi López y hace casi 20 años que no teníamos contacto. Tenía muy buena relación con él, era muy simpático, hacía imitaciones a periodistas y cuando me llamó me quedé alucinado.

¿Qué supone para el club este ascenso a Preferente?
Entiendo que para el club, el ascenso era algo deseado y es un salto de calidad. El Atlético Coruña está en periodo de formación pero con ambición de crecer. Tiene muchos equipos de base detrás y el primer equipo tiene que ser una referencia y debe competir en la categoría más alta que le permita lo que tiene detrás. La realidad de este club debería estar enfocada a asentarse en la Preferente.

“El primer equipo tiene que ser una referencia y debe competir en la categoría más alta que le permita lo que tiene detrás”

¿Te sientes aliviado?
Me siento muy feliz porque el equipo ha entendido desde el primer momento cuál era la intención del club y la clave del éxito ha sido el respeto de los futbolistas hacia el club y viceversa. Siento felicidad por ver cumplida una etapa bonita culminándola consiguiendo el objetivo deseado.

¿Cuál es el techo de este primer equipo del Atlético Coruña?
El equipo debería plantearse consolidar la nueva categoría y, si en algún momento hay medios y material humano detrás, llegar a ser un equipo de Tercera División que lleve la categoría con comodidad. Es una opinión personal. Esto habría que preguntárselo a los responsables del club: Luis Cosillas y Pablo Fernández.

¿A quién o a quiénes se lo dedicas?
Siempre te acuerdas de la gente cerca, de la familia, pero si hay alguien a quien se lo quiera dedicar es a Luis y a Pablo y, de manera muy especial, a Rogelio.

¿Por qué de manera muy especial a tu segundo entrenador?
Es una de esas personas que merece la pena que el fútbol te presente. Es una persona muy noble, con una pasión por el fútbol tremenda y en todo momento me ha dado un punto de equilibrio.

“Rogelio es una de esas personas que merece la pena que el fútbol te presente; me ha dado un punto de equilibrio”

¿Cómo ha sido la celebración de cuerpo técnico y jugadores?
Espontánea e improvisada porque tienes en mente que se puede ascender pero lo tienes que conseguir. Una vez finalizado el partido en Cedeira, Luis y Pablo organizaron una cena. Nos fuimos a cenar y a partir de ahí estuvimos un ratito con los chavales tomando un digestivo. Nos recogimos a una hora prudente porque el día siguiente había que trabajar, pero los chavales lo festejaron como se merecía la ocasión. Como diría mi madre: cerraron el local y recogieron los bártulos.

¿Cómo le sentó al equipo la derrota en Miño que volvía a dar opciones al Carral?
La tomamos con tranquilidad. Se podía intuir que después de una trayectoria anterior a ese partido de partidos de exigencia con los rivales con los que te ibas a jugar la liga, llegas a un momento en el que puedes bajar un poco el nivel. Ante un equipo como el Miño, que es un clásico de la categoría y que tiene jugadores que pueden resolver un partido, es normal que pueda pasar. Sabíamos que el margen era amplio, que teníamos una capacidad enorme para resolver y conseguir el ascenso y no nos preocupó demasiado.

¿Cómo se superan las dudas que pueden surgir en momento puntuales de la temporada?
Con tranquilidad. El jugador es inteligente y necesita un mensaje claro y argumentos que le permitan desarrollar sus cualidades y resolver situaciones de juego. Ha habido mucho trabajo por su parte, mucha confianza por parte del cuerpo técnico y ha salido bien.

¿Qué ha sido lo mejor de la temporada para ti?
El camino, el día a día, el ver el comportamiento de los jugadores, las ganas de asumir el protagonismo en cada partido, de ir siempre a por el rival y no especular, el trabajo diario…

“Lo mejor de la temporada ha sido el camino, el día a día, ver el comportamiento de los jugadores y las ganas de asumir”

¿En qué momento de la liga lo pasasteis peor?
La temporada es para enmarcar pero ha habido un momento un pelín delicado hacia el final de la primera vuelta porque nos quedamos un poquito justo de efectivos y no en cuanto a lesiones porque prácticamente no ha habido ninguna durante la temporada, sino por cuestiones personales de algunos futbolistas. Fran y José Manuel se tuvieron que ausentar varios meses de la dinámica del grupo y en la época de Navidad los que trabajan en centros comerciales han podido entrenar muy poco y en algunos partidos hemos tenido que tirar de algunos juveniles. Fue la época más delicada, pero en ese momento el equipo respondió perfectamente.

¿Ha jugado el equipo a lo que tú querías?
Desde el inicio, viendo que habíamos acertado, sobre todo, con la calidad humana de los chavales, se intuía que iba a ser una temporada bonita. A partir de ahí, hemos dado matices y pinceladas y el estilo lo encuentras cuando compruebas las cualidades de los jugadores. Hemos conseguido un equilibrio en cuanto a estilo de juego y rendimiento.

¿En qué partidos te has sentido más identificado con tu equipo?
Los partidos que más me han gustado han sido aquellos en los que competíamos de tú a tú a contra los mejores equipos de la categoría: aquellos que exponen y no solo esperan nuestro error, aquellos que buscan hacernos daño. En esos partidos se ha visto al mejor Atlético Coruña, muy maduro, muy sobrio, concediendo muy poco al rival, buscando siempre la portería contraria.

¿Cuáles son las principales características de tu equipo?
La categoría es peculiar porque te tienes que adaptar a escenarios muy diversos. Lo que más ha definido al equipo ha sido el equilibrio entre fases de mantener posesión, fases de ser agresivo y buscar finalizar con centro-remate y con muchos futbolistas llegadores. El equipo ha sido muy completo.

“Lo que más ha definido al equipo esta temporada ha sido el equilibrio y que se ha mostrado muy completo”

¿Qué factores crees que han llevado a tu equipo al ascenso?
Sobre todo la honestidad que han tenido y el respeto entre unos y otros. Esto, unido a mucha competencia interna y a querer siempre más, ha sido una referencia para el resto.

¿En qué ha cambiado el equipo desde el inicio de temporada al final?
En esencia se ha mantenido la línea pero, con el paso de las jornadas, he notado que, como entrenador, te desgastas menos en correcciones, en puntualizaciones porque, una vez generadas rutinas que les dan seguridad a los jugadores para reconocer el estilo, todo sale de forma natural. Ha sido un proceso de evolución. La pretemporada ha sido larga para un equipo de Primera Autonómica. Entre julio completamos 8 sesiones y en agosto 19, incluyendo los partidos de preparación. En esa etapa se han sentado las bases. Una vez que la temporada empieza a rodar el trabajo es dar matices y utilizar como referencia el partido anterior para reforzar aspectos que el equipo domina y buscar las correcciones en aquello que no ha salido bien.

No tenéis a ningún jugador entre los cinco máximos anotadores del grupo. ¿Le ha faltado un hombre gol al equipo?
No. Hay ciertos equipos que igual han dependido en exceso de algún futbolista en concreto. El Atlético Coruña, siendo uno de los equipos que más goles han anotado en la temporada han habido muchos futbolistas que han hecho una buena cantidad de goles. En esta categoría es engañoso el ‘hombre gol’ porque, al final, te tienes que quedar con aquellos goles que son definitivos y dan puntos. No vale de nada tomar como referencia un partido que se gana 6-0 si algún futbolista suma 4 o 5 goles. Los goles verdaderamente importantes son aquellos que dan puntos. Nosotros tenemos jugadores que han hecho goles en momentos puntuales que han sumado puntos.

¿Cuál ha sido tu prolongación en el campo?
No ha habido nadie específico. Es obvio que el entrenador se dirige de forma más habitual a aquel que tiene un poco más de poso en el fútbol, que ha vivido más situaciones y que puede tranquilidad y equilibrio desde dentro. En algún momento puntual ha sido Álvaro, en otro Abraham con su experiencia y poso viéndolo todo desde atrás hacia delante, en otro Elmer… No tiene nada que ver con lo que diga su DNI en cuanto a la fecha de nacimiento sino por la vivencias en el juego. Un caso especial es el de Rober, un chico de 24 años que entiende el fútbol muy bien y cuando llegas a él funciona el resto del grupo.

¿Cómo se consigue ser el equipo menos goleado de la liga?
Hay un equilibrio grande. Los números por sí solo son muy fríos. Somos el equipo menos goleado pero yo me quedo con la diferencia de goles. Un equipo que expone, que tiene muchos llegadores, que juega con muchos jugadores en campo rival y que cede mucho espacio en su espalda, debe tener equilibrio para encajar pocos goles. Para mí, el fútbol ofensivo parte de que todos los futbolistas tengan muy claro qué rol defensivo deben asumir cuando tú tienes la pelota. El equilibrio se consigue con un buen balance defensivo, con un equipo presionante tras pérdida, con un equipo con futbolistas que trabajan en continua vigilancia…

“El fútbol ofensivo parte de que todos los futbolistas tengan muy claro qué rol defensivo deben asumir cuando el equipo tiene la pelota”

¿Hay diferencia entre la versión de tus jugadores por la semana y la de los partidos?
La base a lo largo de la temporada han sido entrenamientos cortos y muy intensos. Mi equipo se ha vaciado. A mis chicos les gusta el fútbol y les ponen pasión. Han sido muy receptivos a todos los trabajos que se han planteado. En general, los reconozco de la misma manera en los entrenamientos que en los partidos. Ha habido algún caso de algún chico con menos rodaje competitivo que te da una versión por la semana y, a la hora de competir, se muestra más tímido pero he reconocido al equipo el fin de semana en función de lo que hemos hecho durante la semana.

La gran mayoría de tus jugadores ya habían estado en categorías superiores. ¿Se ha notado a lo largo de la temporada?
Siendo sinceros, claro que se nota. Todo aquel que se dedica a una actividad y tiene unas experiencias previas, juega y compite más confiado.

¿Te gustaría que continuasen en el equipo la próxima temporada?
Eso es hablar del futuro y el futuro es mañana. El Atlético Coruña ha conseguido tener un bloque sólido, comprometido y muy honrado en el trabajo. Esa es la base para el futuro.

¿Tiene Mariño alguna manía como entrenador?
No, solo una anécdota de silbar reclamando cambios de orientación que me mencionó un excompañero cuando estaba en el Cerceda. Esta temporada no ha sido necesario porque los campos son tan pequeños que hay mucha cercanía con la banda contraria.

¿Seguirá entrenando Mariño al Atlético Coruña en Preferente?
No lo sé. El club tendrá que hacer sus valoraciones. Para mí el futuro se escribe en tres pasos: escuchar a todo el mundo, analizar la idea y valorarla y, por último, decidir siempre sintiendo que el proyecto va a ser para uno. En caso contrario no merece la pena estar.

¿Ha escuchado Pepe Mariño al Atlético Coruña?
Hablo habitualmente con Pablo Fernández y con Luis Cousillas, pero en ningún caso tocamos el tema de la próxima temporada. Se cerró ayer la temporada y entiendo que en los próximos días nos sentaremos a hablar. Conoceré su planteamiento, expondrán su idea de cara a la próxima temporada y, a partir de ahí, valorar la idea y tomar una decisión.

“Se cerró ayer la temporada y entiendo que en los próximos días nos sentaremos a hablar el club yo y conoceré su planteamiento”

¿Cómo definirías la evolución del Atlético Coruña como club en esta temporada?
Es buena y positiva. El club tiene muy buenas intenciones. Trata de ser un club organizado dentro de las limitaciones que pueda tener. Trata de buscar gente preparada para trabajar con la base. En ese sentido el club tiene que estar en evolución continua, ser autocrítico y buscar mejora. Es un club con mucho potencial para crecer.

¿En qué aspectos crees que se puede mejorar?
El hándicap más grande que tienen los clubes en A Coruña es el de los medio y de las instalaciones. Hoy en día hay muchísima gente preparada y con ganas de trabajar, pero las carencias en cuanto a instalaciones, material y demás hacia la diferencia con otros clubes. Sin ir más lejos, se acaba de ascender a Preferente Autonómica, una categoría que no tiene nada que ver con la Primera Autonómica. Es una categoría en la que hay muchos equipos de pueblo, que tiene mucho arraigo, instalaciones propias a su disposición, que no tienen límite de horario. Es un cambio muy grande.

Acostumbrado a utilizar un campo propio en tus anteriores clubes, ¿cómo te has adaptado a las limitaciones que tienen los equipos de A Coruña?
Me costó porque hay que adaptarse a un horario muy concreto, a veces demasiado ajustado, con limitaciones en cuanto a dimensiones. Me costó simplificar el trabajo para buscar rutinas positivas para que el futbolista lo note lo menos posible y, al final, conseguir el rendimiento más alto de cada uno de los elementos del equipo.

¿Qué hará Pepe Mariño ahora que ha terminado la liga?
Tengo ganas de disfrutar más del tiempo libre dedicándoselo a mi hijo, al parque y a enredar con la pelotita, que le gusta mucho. Seguiré informado, viendo fútbol. Sin ir más lejos, hoy me voy a ver un partido que tiene muy buena pinta: el Lugo-Huesca. Veré fútbol desde la tranquilidad tratando sacar cosas en limpio para mejorar porque informado hay que estar siempre.

“Ahora veré fútbol desde la tranquilidad tratando sacar cosas en limpio para mejorar porque informado hay que estar siempre”

¿Qué equipo te ha gustado más del grupo 1?
El Atlético Coruña, sin ninguna duda.

¿Te ha sorprendido el nivel de algún jugador de la liga?
En Atlético Coruña, Carral, Victoria y Mugardos ha habido algún jugador interesante, que se le pudo ver que ha estado en un fútbol de más nivel o algún chico jovencito con buena pinta. Que me hayan sorprendido positivamente han sido dos jugadores del Atlético Coruña.

¿Qué jugadores?
Javi Suso, un chico del que me habían hablado y que yo no conocía. Tiene muchas dificultades para entrenar por su trabajo y con un talento especial. Tiene una facilidad asombrosa para encontrar su espacio y hacer gol. El otro ya no es un chaval, pero ha venido a buscar su sitio en el fútbol. Es un chico muy amueblado y un profesional. No un profesional por lo que cobre. La gente está muy engañado con eso. Es un profesional por su comportamiento. Es Tosca. Está a 12 horas en avión de su familia, tiene a su mujer a 1.000 kilómetros de A Coruña y viene a la sexta división en España después de haber pasado por un fútbol más real y se ha vaciado. Además de eso tiene talento y sabe definirse perfectamente como futbolista y se muestra tal cual entrenando y jugando.


El 1×1 de Mariño

PORTEROS
Abraham – Sobrio, experiencia y mucha calidad.
Lestón – Buen futuro por delante, a nivel de valores, un tío espectacular.

 

DEFENSAS
Hugo Filgueiras – Oficio, calidad, polivalente.
Charli – Contundencia. Robusto. Agresivo.
Chote – Regularidad.
José Manuel – Un lujo para esta categoría.
Mespo – Potencial, pero con necesidad imperiosa de corregir vicios.

 

CENTROCAMPISTAS
Elmer – Referente. Siempre está. Recorrido.
Róber – Especial. Entiende muy bien el juego.
Miguel Ángel – Calidad. Honrado.
Fran Curros – Clase y pausa. Cuando los otros corren, él frena.
Numa – Trabajador nato.
Kevin – Nunca se esconde.
Óscar Martínez – Talento puro. Tiene que acabar asumiendo que debe jugar su fútbol descansado.
Edu – Calidad descomunal y más calidad humana todavía.
Escarda – Talento puro. Si su mentalidad crece en relación al fútbol que lleva dentro, va a ser un buen pelotero.
Manu Santiso – Chaval excepcional. Muchas virtudes para el juego.
Jairo – Desborde.

 

DELANTEROS
Dani Beade – Un 10 como persona. Trabajador incansable.
Álvaro – Un diez. Entiende perfectamente el juego. Talentoso.
Tosca – Profesional. Muy consciente de cuál es su juego. Rematador nato.
Javi Suso – Especial. Resolutivo.

 

JUVENILES
Diogo – Velocidad y remate.
Barral – Maduro para su edad y muy trabajador.

Comparte:

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*