Atlético Coruña

Currás: “Aquí nadie se salva individualmente: somos y tenemos que ser un equipo para lo bueno y para lo malo”

Juan Carlos Currás es, junto a Bugy, Juan, Moure y Segade, uno de los cinco futbolistas del Montañeros que ha disputado los nueve primeros partidos de liga como titular. En la última jornada, Currás no pudo celebrar una victoria contra su exequipo. El San Tirso ganó por 2-0 al Monta, que sigue en el penúltimo puesto de la clasificación.

Nueva derrota del equipo. ¿Mereció más el Montañeros en O Monte?
Probablemente merecimos sacar un empate. De haber acabado así creo que todo el mundo estaría conforme visto lo que pasó durante el partido.

¿Jugó el equipo igual que en los anteriores partidos o planteó cosas diferentes?
Más o menos jugamos como veníamos haciendo, aunque para cada partido se dan matices, no puedes cambiar mil cosas semana tras semana.

El San Tirso se adelantó con un gol de saque de banda. ¿Qué se te pasó por la cabeza en ese momento?
El gol fue como una losa mentalmente porque es un tipo de gol que casi nos marcan en todos los partidos. Justo en ese momento me produjo bastante rabia.

El rival también estaba en una situación complicada y ahora se distancia. ¿Se notaba presión en el campo?
Cuando empiezas con una racha tan mala como la nuestra siempre notas presión por ganar, quieres hacerlo cuanto antes, da igual que sea contra el líder o contra el que ocupa el puesto 15. Es cierto que jornada a jornada la vamos notando un poco más porque parece que no damos arrancado.

El Montañeros tiene jugadores de buen nivel para la categoría. ¿Cómo se explican los tres puntos de 27 posibles?
Es difícil decirlo con solo tres puntos, pero tenemos muchos menos de los que merecemos porque hubo partidos que por cada ocasión rival nosotros generamos siete u ocho. Pero, al final, cuando llegas y llegas y no marcas, pasa lo de siempre: basta con un rebote o un barullo en tu área para que te hagan un gol, que te anulen goles legales y te remonten el partido… Pasaron demasiadas cosas atípicas en estas jornadas.

¿Es un problema de juego o anímico?
El juego y lo anímico se retroalimentan siempre. Es un bucle que si va bien es increíble pero, cuando vienen todas mal dadas, como a nosotros ahora, parece que no vas a salir nunca de ahí. Necesitamos seguir trabajando, poner todos lo máximo que esté en nuestras manos y conseguir como sea encadenar dos o tres partidos ganando.

¿Qué objetivos debe marcarse el Montañeros a corto-medio plazo?
A corto plazo, salir del pozo. Lo único en lo que podemos pensar ahora mismo es en salir el domingo y llevarnos los tres puntos sí o sí. Y el siguiente domingo otra vez. Y otra más… Si queremos mirar más adelante, visto cómo estamos, nos equivocamos.

Lo has jugador prácticamente todo. ¿Notas ansiedad dentro del campo?
Claro, intentas controlar al máximo el carácter y olvidarte de todo lo que no sea el juego en ese momento, pero hay situaciones en las que la situación te lleva a un punto de ansiedad y frustración que es muy difícil de controlar.

¿Cómo te encuentras a nivel físico y de juego en este inicio de temporada?
Me encuentro bien y creo que estoy rindiendo bien, pero tanto yo como mis compañeros tenemos que elevar el nivel porque con lo que tenemos ahora mismo no nos llega.

¿Te está afectando a nivel individual la mala situación del equipo?
Sí, el equipo me afecta a mí, yo al equipo… Aquí nadie se salva individualmente. Somos y tenemos que ser un equipo para lo bueno y para lo malo.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *